Colegio Santa María de los Rosales

“Las matemáticas las descubrió el hombre y por lo tanto están al alcance de todos. No son para seres especiales o genios” (Richard Feynman), Premio Nobel de Física 1965.

LAS MATEMÁTICAS EN EL BARROCO

Nos remontamos al siglo XVII, comienza la época del Barroco en España. Lamentablemente, la visión de los españoles de la realidad está sumida en el pesimismo, debido a la gran crisis que nos acompaña. Se desconfía de los valores humanistas. 

La vela a punto de apagarse o una calavera nos ayudarán para representar el pesimismo existencial. Estamos en época de caos e inestabilidad, así que lo mejor que se puede hacer es conmover al público: mostremos la grandiosidad de nuestros monumentos arquitectónicos, creemos el claroscuro con nuestras pinceladas y exageremos los sentimientos y las acciones de personajes sacados de nuestras mentes. 

En esta época estamos junto al grandísimo Góngora, que busca la belleza escribiendo sus sonetos. Por otro lado está Quevedo, satirizando los tipos sociales. Tenemos la oportunidad de ver la novela picaresca con El Buscón. Y no nos podemos olvidar de Lope de Vega, que comercializa el teatro, ¡hay que gustar al público! Hay que ganarse fama, y eso se consigue satisfaciendo el gusto del espectador. 

A pesar del pesimismo que se respira por las provincias y ciudades de España, nos rodeamos de grandes literatos como los mencionados; por favor, ¡si estamos en el Siglo de Oro! El campo de la literatura y el arte está bien cubierto, pero… ¿y en las matemáticas? Claramente también.

Recordemos a  Neper que descubrió los logaritmos, a Descartes, Newton o Leibniz, a quien debemos el concepto de derivada o pendiente de la recta tangente a una curva en un punto. Si Leibniz no hubiera trabajado en el Cálculo Integral y no se hubiera desarrollado la Geometría Descriptiva, Guarini no hubiera podido construir la cúpula de San Lorenzo en Turín.

Es en esta época donde se reconocen los números arábigos, vigentes hoy en día; donde se inventan los logaritmos y donde el cálculo diferencial cambia el rumbo de la ciencia.

Tampoco podemos olvidarnos de Huygens, pionero en el estudio de las probabilidades matemáticas ni de Pascal, el primero en diseñar una calculadora, quien formuló el Triángulo de Pascal como método de trabajo para la Teoría de la Probabilidad.

Son estos grandes científicos los que han ayudado a que la ciencia y las matemáticas estén tan avanzadas hoy en día y son estos los grandes autores que hicieron reflexionar, llorar y reír e incluso enamorar  al mundo entero generación tras generación. Son estas las grandes mentes que sobresalieron en una época tan importante como es el Barroco.

Alejandra Girod de  1º de Bachillerato C y Blanca Conde de 2º de Bachillerato A